16 octubre 2007

Teoría de los dos sémenes





________________________________________________
San Isidoro de Sevilla, Etimologías, XI 1.102-104, 134-145


102 Genitalia corporis partes, ut nomen ipsud docet, gignendae sobolis acceperunt vocabulum, quod his procreatur et gignitur. Haec et pudenda pro verecundia, sive a pube: unde et indumento operiuntur. Dicuntur autem ista et inhonesta, quia non habent eam speciem decoris sicut membra quae in promptu locata sunt.
103 Idem et veretrum, quia viri est tantum, sive quod ex eo virus emittitur. Nam virus proprie dicitur humor fluens a natura viri.
104 Testiculi per diminutionem a testibus dicti, quorum numerus incipit a duobus. Hi semen calamo ministrant, quod ab spinae medulla et renes et lumbus suscipiunt ad gratiam procreandi. Fiscus est pellis in qua testiculi sunt.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 
 
134 Uterum solae mulieres habent, in quo concipiunt, ad similitudinem cauliculi. Tamen auctores uterum pro utriusque libet sexus ventre plerumque ponunt, nec poetae tantummodo, sed et ceteri.
135 Vocatus autem uterus, quod duplex sit et ab utraque in duas se dividat partes, quae in diversum diffusae ac replexae circumplicantur in modum cornu arietis; vel quod interius inpleatur foetu. Hinc et uter, quod aliquid intrinsecus habuerit, membra et viscera.
136 Aqualiculus autem proprie porci est; hinc ad ventrem translatio. Matrix dicitur quod foetus in eo generetur: semen enim receptum confovet, confotum corporat, corporatum in membra distinguit.
137 Vulva vocata quasi valva, id est ianua ventris, vel quod semen recipiat, vel quod ex ea foetus procedat. Vesica dicta, quia sicut vas aqua, ita de renibus urina collecta conpletur, et humore distenditur. Cuius usus in volucribus non habetur.
138 Urina autem dicta sive quod urat, seu quia ex renibus egeritur. Cuius indicio et salus et aegritudo futura monstratur. Qui humor vulgo lotium dicitur, quod eo lota, id est munda, vestimenta efficiantur.
139 Semen est quod iactum sumitur aut a terra aut ab utero ad gignendum vel fructus vel foetus. Est enim liquor ex cibi et corporis decoctione factus ac diffusus per venas atque medullas, qui inde desudatus in modum sentinae concrescit in renibus, eiectusque per coitum, et in utero mulieris susceptus calore quodammodo viscerum et menstrualis sanguinis inrigatione formatur in corpore.
140 Menstrua supervacuus mulierum sanguis. Dicta autem menstrua a circuitu lunaris luminis, quo solet hoc venire profluvium; luna enim Graece μήνη dicitur. Haec et muliebria nuncupantur; nam mulier solum animal menstruale est.
141 Cuius cruoris contactu fruges non germinant, acescunt musta, moriuntur herbae, amittunt arbores fetus, ferrum rubigo corripit, nigrescunt aera. Si qui canes inde ederint, in rabiem efferuntur. Glutinum asphalti, quod nec ferro nec aquis dissolvitur, cruore ipso pollutum sponte dispergitur.
142 Post plurimos autem dies menstruos ideo semen non esse germinabile, quia iam non est menstrualis sanguis, a quo perfusum inrigetur. Tenue semen locis muliebribus non adhaerere; labitur enim nec habet vim adhaerendi. Similiter et crassum vim non habet gignendi, quia muliebri sanguini miscere se non potest propter nimiam sui spissitudinem. Hinc et steriles mares vel feminas fieri; vel per nimiam seminis vel sanguinis crassitudinem, vel propter nimiam raritatem.
143 Primum autem aiunt cor hominis fingi, quod in eo sit et vita omnis et sapientia; deinde quadragesimo die totum opus expleri; quod ex abortionibus, ut ferunt, collecta sunt. Alii foetus a capite sumere dicunt exordium. Unde et in avium foetus primum oculos fingi in ovis videmus.
144 Foetus autem nominatus, quod adhuc in utero foveatur. Cuius secundae dicuntur folliculus, qui simul cum infante nascitur continetque eum; dictus, quia et cum editur sequitur.
145 Nasci autem patribus similes aiunt, si paternum semen validius sit; matribus, si matris; hac ratione similes exprimi vultus: qui autem utriusque parentis figuram reddunt, aequaliter mixto paterno maternoque semine concipiuntur. Avorum proavorumque similes fieri, quia sicut in terra multa semina occulta, sic et in nobis semina celantur figuras parentum redditura. Ex paterno autem semine puellas nasci et ex materno pueros, quia omnis partus constat duplici semine, cuius pars maior cum invaluit occupat similitudinem sexus.

▬▬▬▬
▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬

102 Las partes genitales del cuerpo, como dice su nombre, recibieron la denominación de la descencendia engendrada, porque con ellas se procrea y engendra. Estas también (se llaman) partes pudendas, por la vergüenza, o por el pubis, y por esto se cubren con el vestido. Se las llama también partes deshonestas, porque no tienen el aspecto de decoro como los miembros que están colocados a la vista.
103 Lo mismo (se llama) también verga (veretrum, venerable) porque solo es propio del varón (viri), o porque por ella se emite el jugo (virus), pues jugo propiamente se llama el líquido que fluye de la naturaleza del varón.
104 Los testículos, dichos por disminución de testigos (testibus), el número de los cuales empieza por dos. Estos suministran por una caña el semen que los riñones y el lomo reciben de la médula espinal a fin de procrear. La bolsa (fiscus, escroto) es la piel en la cual están los testículos.
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
134 Útero solamente lo tienen las mujeres, en el cual conciben, (y es) a semejanza de un tallo. Sin embargo, los autores a menudo ponen útero por vientre de uno y otro sexo según les place, y no solo los poetas, sino también otros.
135 Y se llama útero porque es doble, y de uno y otro lado se divide en dos partes, que extendidas en sentido contrario y replegadas se enrollan al modo de cuerno de carnero; o porque el interior lo llena el feto.Y de aquí útero, porque contiene algo interiormente, miembros y vísceras.
136 Barriga (aqualiculus) es propiamente la del puerco; de aquí (se aplica) al vientre por traslación. Se dice matriz porque el feto se engendra en ella, pues incuba el semen recibido, incubado le da cuerpo, (y) distingue en miembros el cuerpo dado.
137 La vulva es llamada, en cierto modo, valva (puerta), esto es, la puerta del vientre, o porque recibe el semen, o porque el feto procede de ella. La vejiga, es dicha porque como un vaso de agua, así se llena de la orina recogida de los riñones y se hincha de líquido.
138 En cuanto a la orina, es dicha o porque calienta (urat),1 o porque desagua de los riñones, la prueba de la cual muestra tanto la salud como la enfermedad futura. Este líquido es llamado vulgarmente lotium (lavado), porque en él se consigue que sean lavados (lota), esto es, limpiados, los vestidos.
139 El semen es lo que, echado, es tomado o por la tierra o por el útero para engendrar o el fruto o el feto. En efecto, es un líquido hecho por la decocción de la comida y del cuerpo, y difundido por las venas y las médulas, y exhudado de aquí al modo de una sentina se condensa en los riñones, y es eyaculado por el coito, y recibido en el útero de la mujer, de modo que por el calor de las vísceras y la irrigación de la sangre menstrual da forma al cuerpo.
140 El menstruo (es) la sangre superflua de las mujeres. Pues se llama menstrua (mensual) al ciclo de la luz lunar, en el que suele venir este flujo, porque luna en griego se dice méne. Este también se denomina muliebra (cosas de mujeres), pues la mujer es el único animal menstrual.
141 Al contacto de cuya sangría los frutos no germinan, se agrían los mostos, mueren las hierbas, los árboles pierden el fruto, la herrumbre ataca al hierro, se enegrecen los cobres. Si los perros han comido algo de ella son llevados por la rabia. La cola de asfalto, que no se disuelve con hierro ni con agua, manchada por esta sangría se dispersa espontáneamente.
142 Después de muchos días menstruales, por esto, el semen no es germinable, porque ya no hay sangre menstrual que, bañado, lo riege. Un semen tenue no se adhiere a los lugares femeninos, resbala porque no tiene fuerza adherente. Y similarmente, el grueso no tiene fuerza para engendrar, porque no se puede mezclar con la sangre femenina por su excesivo espesor. Y por esto son estériles los machos o las hembras: o por el excesivo grosor del semen o de la sangre,2 o por el excesivo enrarecimiento.
143 Dicen que lo primero que se forma es el corazón del hombre, porque en él está la vida toda y la sabiduría; luego toda la obra se completa en cuarenta días; lo cual se colige, según dicen, de los abortos. Otros dicen que el feto toma el comienzo por la cabeza, por lo que en los fetos de la aves vemos que en los huevos se forman primero los ojos.
144 Se denomina feto porque se desarrolla (foveatur) aún en el útero, cuyo saco se llama secundinas, que nace simultáneamente con el niño y lo contiene, dicho porque le sigue (sequitur) cuando es dado a luz.
145 Dicen que nacen semejantes a los padres, si el semen del padre es más potente; a las madres, si el de la madre; por esta razón sacan rasgos semejantes. Pero los que reproducen la figura de uno y otro padre son concebidos por el semen paterno y por el materno igualmente mezclado. Se hacen semejantes a los abuelos y bisabuelos porque, como en la tierra están ocultos muchos sémenes, así también en nosotros se esconden los sémenes que han de reproducir las figuras de los parientes. Del semen paterno nacen niñas y del materno niños, porque todo parto consta de un semen doble, cuya parte mayor determina la similitud del sexo, puesto que prevalece.

▬▬▬▬
▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬

1. San Isidoro emplea a menudo etimologías completamente ficticias, basadas en asociaciones ilusorias y en el simple parecido fonético de palabras que no guardan ninguna relación entre sí.
2. Nótese que cuando san Isidoro habla del semen (§ 139 y 142), se refiere al semen viril y no a un semen femenino, y que equipara el semen y la sangre menstrual, por lo que esta ocupaba el lugar del ficticio semen femenino.
Así como la idea del semen masculino no incluía los espermatozoides, completamente desconocidos para el hombre de la antiguedad (el semen no contenía «animáculos», sino pneuma o espíritu), la idea del semen femenino no tenía nada que ver con los óvulos, sino que era pensado como una réplica ficticia del semen masculino. Pero incluso aquellos que sostenían la existencia de un semen femenino atribuían al semen masculino el papel principal en la generación, como se deduce de la descripción que hace san Isidoro del semen (§ 139 y 142), el cual afirma en otro lugar que los cuerpos de los animales y de los hombres son concebidos a partir del semen del macho, semen masculi, unde animalium et hominum corpora concipiuntur, y que el padre es la causa, causa pater est (Etimologías, IX 5.5,6).

.
_______________________________________________
En esta entrada: ídolos de fertilidad en Hanoi, Vietnam (arriba), y en Sakalava, Madagascar (abajo).
▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬

No hay comentarios:

Archivos

Datos personales

Mi foto
Email: luzybarro@gmail.com